Morena, con la mesa puesta

Parabolica.mx escribe Fernando Maldonado

La semana en curso será definitiva para elegir a quienes compitan por las alcaldía de la zona metropolitana de Puebla, casi en su totalidad bajo las siglas del Partido Acción Nacional. Dos de las demarcaciones destacan por cercanía e influencia de la vida pública, amén del simbolismo que encierran: San Pedro Cholula y San Andrés Cholula.

En el primer caso, la mesa parece estar puesta para el partido Morena para volver por las suyas, luego de que en 2021 debió entregar el gobierno de Paola Angón, del Partido Acción Nacional.

Una marea de enojo social hacía esa gestión municipal, la rivalidad con la perredista Roxana Luna y la virtual fractura que existe con el otro aliado, el PRI, permiten anticipar una larga y tormentosa tarde de verano el día de la elección en el primer domingo de junio.

En Morena las cosas están claramente definidas. De una lista de unas 40 personas que lavantaron la mano para competir por la candidatura, se redujo a no más de 9 y serán sometidas a las encuestas de rigor en estos días.

La premisa es recuperar ese municipio, para lo que se tomó la decisión de dejar en libertad el género. Así que quien haya invocado derecho en tiempo y tiempo bajo la presunción de la paridad, deberá esperar sentada pues los números en los estudios demoscópicos permitirá conocer el nombre del aspirante que mayor rentabilidad electoral signifique.

Y es que la diputada Tonantzin Fernández y la exlegisladora federal, Nayeli Salvatori, han sido encargadas de la construcción de una línea argumental en favor de la equidad -con toda legitimidad- porque el Movimiento de Regeneración Nacional con el propósito de ser designadas abanderadas en el próximo proceso comicial.

Esa premisa ya fue hecha a un lado y en la lógica pues en la lógica de competir con solvencia para recuperar gobiernos perdidos bajos la circunstancia que haya sido en el proceso de 2021, se debe recuperar el poder local y cumplir o acercarse con mayor precisión a la meta de los 2 millones de votos en el territorio poblano.

Uno de los aspirantes que goza de los mejores números en términos de conocimiento, reputación y otras variables es Luis Alberto Arriaga, que ya fue edil de ese municipio y goza además de una añeja relación con el candidato al gobierno del estado, Alejandro Armenta.    

En San Andrés el estado de cosas pinta complejo pues la disputa por la candidatura a la presidencia municipal entre el panismo, el partido en el gobierno, entró en un periodo de turbulencia. El próximo domingo se llevará a cabo el proceso de recepción de votos de los militantes panistas para elegir a su candidata -ahí si hubo cambio de género-.

Un comerciante que obtuvo la suplencia de la alcaldía con Edmundo Tlatehui ha pretendido descarrilar el proceso interno en un gobierno que muestra mayor solvencia frente a los habitantes de ese municipio, caracterizado por la diversidad de segmentos sociales que va de los barrios tradicionales a los desarrollos habitacionales como Lomas de Angelópolis.

Si el PAN en San Andrés Cholula es rebasado por la revuelta interna terminará, como en el caso de San Pedro, el municipio vecino, por colocar la mesa para que Morena llegue a despacharse con la cuchara grande.

@FerMaldonadoMX

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *